Problemas sexuales

Los problemas sexuales pueden ser diversos. Entre los más frecuentes se encuentran:

  • La eyaculación precoz: se produce la eyaculación y el orgasmo antes o nada más penetrar, y esto ocurre contra la voluntad del varón.
  • La disfunción erectil: dificultad para lograr o mantener una erección.
  • Dolor durante el coito (dispareunia): ocurre en mujeres y es una sensación de molestia que puede ser un ardor, un escozor o tirantez, un picor o un dolor indescriptible para la paciente. En ocasiones, son dolores espasmódicos, y, a menudo, la mujer no llega al orgasmo en las relaciones sexuales.
  • Falta de apetito sexual: la falta de deseo sexual puede tener diferentes causas tales como el estrés, factores físicos, crisis personales, problemas de pareja entre otros.

Los problemas sexuales generan malestar en la persona ya que son una fuente de angustia, preocupación y sentimiento de incapacidad.

Frecuentemente dichos problemas problemas sexualessexuales son de origen psicológico que puede ser tanto a nivel individual como debido a problemas dentro de la pareja que acaban derivando en un problema sexual.

En terapia, por tanto, se trata de identificar conjuntamente las causas profundas del problema sexual  y en base a ello aplicar el tratamiento más adecuado para que puedas volver a disfrutar de la sexualidad.

¿Quieres hacerme alguna pregunta? Pulsa aquí.