¿Cuándo seré feliz?

ser feliz¿Intentas ser más feliz y no lo consigues? ¿Te marcas metas pero cuando las alcanzas te das cuenta de que no eres más feliz?

El mayor objetivo en la vida de los seres humanos es encontrar la felicidad. Para conseguirla, nos vamos marcando un plan de acción con los diferentes objetivos que supuestamente nos llevarán a la felicidad plena.

Víctor era un chico de 17 años que, como todos, quería ser feliz. Estaba un poco triste porque a veces se sentía solo. El deseo de Víctor era tener un gran grupo de amigos con los que poder salir y divertirse, y sabía que si lo conseguía iba a ser muy feliz.

Al entrar en la Universidad, Víctor consiguió hacer ese gran grupo de amigos con el que tanto soñaba, sin embargo a veces se entristecía porque quería ser uno de los importantes del grupo y sentía que no era así; entonces pensaba: “cuando sea uno de los populares del grupo seré feliz”. Con el paso del tiempo, y luchando para hacerse un hueco entre los líderes, finalmente lo consiguió, se había cumplido su sueño, era uno de ellos. Sin embargo, Víctor se sentía ahora un poco mal porque todos los populares del grupo tenían novia menos él, y eso le hacía sentirse algo inferior. Debía poner remedio a esta situación, pensaba: “cuando tenga novia seré feliz”. De este modo, empezó a emprender una serie de acciones para alcanzar su nueva meta. Al poco tiempo, empezó a salir con una chica y sentía que eso le daba cierto estatus dentro del grupo.

 Durante todo este tiempo, Víctor había dedicado sus esfuerzos y energías a conseguir un gran grupo de amigos, a hacerse un hueco de entre los líderes y conseguir tener una novia como sus amigos. No obstante, Víctor no era ahora más feliz, pues había dejado de lado los estudios y ahora se sentía vacío, perdido, sentía la necesidad de autorrealizarse… Así que se propuso una nueva meta: “Cuando acabe la carrera universitaria seré más feliz”.

Efectivamente, terminó la carrera de Económicas pero, ¿Sabéis una cosa? Víctor no era más feliz. Ahora debía conseguir un trabajo que le diera estabilidad económica si quería ser feliz…

Este es un ejemplo de los muchos que podría escribir. Seguramente todos nos podemos sentir identificados de una manera u otra. Entonces, ¿Cuál es el secreto de la felicidad? Disfrutar del presente ya que es lo único que tenemos. El pasado es pasado y el futuro aún está por llegar. Nos podemos pasar la vida pensando en las mil metas que tenemos que alcanzar para ser más felices y lo curioso es que el alcanzarlas generalmente no nos hace más felices porque siempre aparece otra nueva meta que conseguir. ¿Qué podemos hacer entonces para ser más felices? Focaliza tu atención en los pequeños momentos de nuestro día a día, con conciencia plena: saborea la exquisita comida que tienes en el plato, disfruta de la interesante conversación que estás entablando con un amigo, disfruta del partido de tenis que tienes a las 20h sin marcarte el objetivo de ganar, simplemente juega con conciencia plena disfrutando del partido. Deja atrás los pensamientos “debo de” o “tengo que” y céntrate sólo en lo que estás haciendo porque es la única manera de disfrutar de la vida.

Mónica Blasco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *