Relaciones tóxicas

relaciones toxicasSeguro que todos tenemos algún amigo o amiga, conocido o conocida que suele tener relaciones “tóxicas” que nosotros no acabamos muy bien de comprender. Ese tipo de relaciones de amor-odio, de tira y afloja constante, de sufrimiento, de injusticia, de infidelidad…
Relaciones de desequilibrio que aportan más malestar que felicidad y sin embargo la persona siempre sigue este patrón de relación a lo largo de su vida.
Seguramente, muchos de vosotros, le habréis dicho a vuestro amigo por activa y por pasiva que deje estas relaciones, que debe tener relaciones más sanas y equilibradas porque así no será nunca feliz. Y seguro que estáis ya cansados ​​o sino a punto de tirar la toalla porque siempre se repite la misma historia y no hay manera de que la persona cambie.

¿Por qué van encadenando relaciones tóxicas sabiendo el sufrimiento que les comporta? ¿Por qué no son capaces de cambiar?

Estas personas suelen tener relaciones conflictivas porque es lo que han aprendido de sus figuras de referencia con las que han convivido. Suelen ser personas que han vivido en familias complicadas o desestructuradas (con vacíos y sufrimiento emocional) en las que las relaciones con las personas se basan en relaciones de desequilibrio y que, por tanto, no saben relacionarse de otra manera. Para ellos, esta es la manera normal de relacionarse porque es la que han visto siempre y es lo que han ido marcando su identidad. Si cambiaran la manera de interactuar con los demás hacia una forma más sana y equilibrada se sentirían extraños, sentirían que no son ellos mismos, sentirían que salen de su zona de confort.

Son personas que a causa de este entorno familiar complicado no han podido desarrollar una autoestima firme sintiendo un gran vacío emocional y necesitan ayuda psicológica para poder consolidar la autoestima y aprender nuevas maneras de relacionarse.

Mónica Blasco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *