Superar la hipocondría

La hipocondría, a lo que denominan  –enfermedad mental por la que el paciente cree, de forma infundada, que padece alguna enfermedad grave– prefiero llamarlo problema emocional.

Y es que, por mucho que nos empeñemos en llamarlos con nomenclaturas y etiquetas específicas, todos los llamados trastornos mentales no son más que problemas emocionales buscando una salida.

Mi experiencia clínica con casos de hipocondría me lleva a no tratar la “enfermedad” en sí sino lo que nos está queriendo decir esta “enfermedad”.

Si has desarrollado un miedo irracional a tener o contraer una enfermedad no es porque sí, no es porque te ha tocado, ni es genético (o al menos en su mayoría) ya que si fuera genético no se podría curar, sin embargo es completamente curable.

Puede ser que haya desarrollado este miedo por qué he vivido de cerca la enfermedad o muerte de un familiar?

No, eso puede ser el detonante pero no la causa; si fuera la causa directa, todas las personas que vivimos de cerca la enfermedad o muerte de un ser querido desarrollaríamos una hipocondría.

Entonces, por qué me ocurre?

Como he dicho antes sí hay un detonante pero la causa hay que buscarla más allá. Si tienes un miedo irracional y recurrente, sea el que sea, es porque hay una inseguridad en tu personalidad; y esta inseguridad viene dada por un conflicto emocional no resuelto.

Al no resolver el conflicto emocional, tu mente busca una vía de escape donde infundir sus miedos y, en este caso, lo hace a través de la preocupación hacia las enfermedades.

 

Para ayudarte a entenderlo sería algo así: (clicar la imagen para ampliar)



Cómo se cura?

El método que utilizo es ir directamente al conflicto emocional no gestionado ya que es la causa de origen de la hipocondría. Normalmente estos conflictos emocionales suelen darse en la infancia o adolescencia y es necesario explorar estas etapas para encontrar dicho conflicto.

Una vez localizado el conflicto de origen, trabajamos para que puedas gestionarlo y afrontarlo dando lugar a una mayor seguridad de tu personalidad. Esta seguridad te llevará a no desarrollar los miedos irracionales.

 

Lleva mucho tiempo hacer este proceso?

Depende de la persona, pero no estamos hablando de una terapia larga de años ni nada por el estilo. Evidentemente la duración de la terapia depende mucho de la persona y del tipo de problema, pero para darte una aproximación que te sirva como orientación, en la mayoría de casos que trato se empiezan a notar cambios sustanciales antes de las 10-15 sesiones, pero como digo, depende de la persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *